La flexografía es uno de los métodos de impresión más rentables con respecto al producto final, porque permite un mayor número de impresos a un menor costo.

La flexografía es una técnica de impresión en relieve, puesto que las zonas impresas de la forma están realzadas respecto de las zonas no impresas. La plancha, llamada cliché o placa, es generalmente un fotopolímero que, por ser un material muy flexible, es capaz de adaptarse a una cantidad de soportes de impresión muy variados.

El proceso de impresión flexográfica consiste en:

  • Se prepara una plancha, la imagen va en forma invertida. Las zonas que se imprimen van en relieve.
  • Se ajusta la plancha al cilindro porta-cliche mediante un adesivo de doble cara.
  • Un cilindro de cerámico(cilindro anilox) cubierto por miles de huecos, recibe la tinta.
  • Al girar el cilindro anilox entra en contacto directo con la plancha, proporcionándole tinta en las zonas de relieve, las zonas bajas quedan secas.
  • La plancha ya entintada entra en contacto con el sustrato. El cilindro de impresión sirve para mantener el sustrato en su posición.
  • El sustrato recibe la imagen de tinta del polímero, saliendo ya impreso y dependiendo del tipo de tinta utilizada, utilizaremos un tipo de secado adecuado.
  • Los tipos de secado mas habituales son:
                         1) UVI (Por radiación ultravioleta)
                         2) IR(Lamparas de infrarojos)
                         3) Aire caliente.